Esta página web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, aceptas el uso de las cookies en tu dispositivo tal y como se describe en nuestra Política de Cookies.

Alojamiento

La fiesta del atardecer envuelve a la colina es un manto de colores rosa, fucsia, rojo y violeta. Cuando es luna llena sube poco a poco hasta instalarse divertida, haciendo la noche día.

En las noches sin luna, las estrellas de la vía láctea se alojan en Cuncumén.
Al alzar la vista los ojos se llenan de cientos de puntos que titilan y brillan más que en cualquier otro lugar.